Sonajero chupete de ganchillo

En el Pilar le regalé a mi madre (que se llama así y también adora el mundo craft) el maravilloso libro “Muñecos mágicos amigurumi” de Mari-Liis Lille.

Es un libro muy cuidado, con preciosas fotografías y muy buenas explicaciones para hacer 15 proyectos de amigurumi, desde los muñecos de la portada (que no pueden ser mas “kukis”) hasta un gran número de animales (pony, gato, osito, ratita…) e incluso objetos inanimados, como este sonajero-chupete que he hecho yo para empezar…

chupeteamigurumichupeteamigurumi2chupeteamigurumi3

¿Qué os parece? Es tan fácil que se hace en un par de horas y me parece el complemento perfecto para un regalito de babyshower.

Yo no he hecho muchos amigurumis en mi vida (un osito, un par de conejitos y un pulpo), pero tengo que reconocer que ¡engancha! Así que, ya estoy deseando empezar con otro de estos proyectos… ¡Ya os contaré!

¡Feliz miércoles!

Anuncios

… y ahora, la conejita-amigurumi!!

Conocisteis hace unas semanas al conejito-amigurumi, así que, hoy, aprovecho para presentaros a su hermanita, la conejita!!! ¿Qué os parece?

conejitaamigurumi1conejitaamigurumi2

Os recuerdo que se trata de un maravilloso patrón de Creativa Atelier perfectamente explicado… ¿No os animais a probar? Mirad a los dos juntines y no podreis resistiros… ¡Feliz miércoles!

losdosconejitos

¡¡Conejito amigurumi!!

¿Recordais que la semana pasada os enseñé las partes desmembradas de mi nuevo amigurumi?

piezasamigurumi

Pues, después de unas pocas costuras, ¡tachán! Éste es el resultado…

conejito1conejito2conejito3conejito4

Como sabeis, sólo he hecho un par de amigurumis en mi vida, pero, ¡me estoy viciando! Sobre todo al ver un resultado tan “kuki”. Este conejito está hecho siguiendo el patrón del maravilloso blog Creativa Atelier (que os recomiendo investigar en profundidad) y ya tiene dueño (aunque él no lo sepa…). Ahora, voy a por la versión femenina con la conejita, que también tiene ya pequeña propietaria… ¡Ya os contaré!

Amigurumi para Julia

Yo no soy mucho de hacer amigurumis. Me gustan mucho, pero me resultan muy trabajosos y no tengo paciencia… De hecho, ¡sólo he hecho un osito en mi vida!

Pero cuando mi amiga Natalia me regalo un kit llamado “Los animalitos del bosque”, con libro, ganchillo y todo lo necesario, ¡me puse manos a la obra! Natalia se había comprado el kit para hacerle un muñequito a  Julia, su bebita de tres meses. Y me lo regaló a mí cuando constató que la maternidad es un trabajo a tiempo completo que no deja mucho tiempo para nada más… Así que, eche un vistazo al libro, elegí un pequeño búho muy gracioso y… tachán!!

amigurumibuhoamigurumibuho2

¿Qué os parece? ¿Creeis que le gustará a Julia?

¡Feliz Semana Santa!

¡¡Mi primer amigurumi!!

Hacía tiempo que no hacía una labor de ganchillo y me apetecía mucho, así que, me animé  a probar un trabajito que no había hecho nunca antes… ¡un amigurumi!

Para las que no estais versadas en el tema, os contaré que el amigurumi es una moda o tendencia japonesa muy extendida ya por todo el mundo que consiste en hacer figuritas de ganchillo. Pueden ser animalitos, muñecos, personajes animados… pero también plantas u otros objetos.

He estado investigando un poco esta moda, y os copio y pego directamente de la wikipedia porque es muy interesante:

“El amigurumi es en Japón algo más que un simple pasatiempo, ya que forma parte de la cultura kawaii, término que podría traducirse como mono, tierno, adorable.

Más allá de su uso como figurita decorativa o juguete, el objetivo que persiguen los amigurumis es alimentar el espíritu de niño que todos llevamos dentro. Según la costumbre, cada amigurumi posee un “alma” que lo convierte en el compañero y confidente de por vida de su dueño, proporcionándole protección y consuelo en los momentos de estrés y tristeza.

Estas figuritas son objetos de apego ligados a conceptos de amistad, complicidad y compañía. Proporcionan protección y seguridad a su propietario. En algunos casos, son usados como amuletos personales y también en casas, negocios y puestos de trabajo. En Japón, es usual verlos en las oficinas, al lado de los ordenadores como un símbolo de apego o adorno personal, o como recordatorio de respirar, sonreír y hacer una pausa.”

Y aquí está mi primera muestra de esta milenaria muestra de sabiduría oriental, jeje…

ositosentadoositoentero ositosentado2 teddy&rooney2

 En Internet podeis encontrar cientos de patrones de amigurumis, éste que he hecho yo es de la web hastaelmonyo.com, que está genial (pincha aquí para ver o descargar el patrón).
¿Qué os parece? ¿No es una monada? Estoy contentísima con el resultado y, con esto que he leído en la wiki sobre sus usos y significados, se lo voy a regalar a Paula, la bebita preciosa de 7 meses de mi amiga Eva, para que la cuide y proteja de por vida…
¡¡Feliz Año!!