Regalos DIY para un 40 cumpleaños

Mi amiga Moni cumplió hace poco 40 años y para celebrar un número tan señalado, decidimos hacerla algunos regalitos especiales DIY personalizados.

Como sabeis, la red es fuente inagotable de inspiración, así que, de ahí saqué las dos primeras ideas:

  • Un cuadro personalizado con los eventos más destacados de su año de nacimiento (Pinterest me dió la idea). El marco es de Ikea y yo diseñé la lámina… Mirad que chulo quedó!

cuadro

  • Una caja de bombones personalizada en la que cada bombón es una de las “20 razones por las que celebrar los 40”. Pillé la idea del blog  La casa de los gamusinos, me devané un poco la cabeza para encontrar las razones y … ¡ésta es mi versión!

bombones1bombones2bombones3

  • Por último, una taza personalizada con rotulador permanente (mira como hacerlo aquí) que se encargó de plasmar nuestra amiga, Eva, la artista del grupo.

taza

¡¡A Moni la encantaron sus regalitos personalizados!! Con un poco de imaginación y trabajo, se pueden hacer regalos DIY que marquen la diferencia… ¿Os animais?

Mirad que bien lo pasamos…

amigas3amigas2amigas1

En la foto de grupo, de izquierda a derecha: Mariajo, Marta, Susana, Moni (la cumpleañosa), yo y Eva.

Cinturón de flores DIY

Me encantan las flores. En todos sus tipos y en todas sus versiones. Estampadas, en aplicaciones o, como en este caso, en complementos. Además, están de moda. Así que, ¿qué mejor manera de estrenar mi nueva falda de tul (síííí… ya tengo la mía!!! Recuerda como se hace aquí) que con un cinturón de flores de ganchillo??

Se trata de un DIY que surgió casi por casualidad… ¿Recordais que entre mis labores para este otoño quería hacer un mantón de flores de ganchillo? Pues ya había hecho unas cuantas flores (mira como aquí), pero pensé que se me iba a hacer un mundo hacer las cerca de 100 flores que requiere el chal, así que, dedidí darles, al menos a estas primeras, un uso mucho más rápido y directo!!!

Y con estos materiales (cuerda, las flores y pegamento) …

cinto_materiales

Logré este resultado

cinto1cinto3cinto2cinto5cinto4cinto6

¿Qué os parece? Me encantas estas flores y creo que este otoño voy a volverme loca pegándoles por todos los lados: un bolso de mano, una cazadora vaquera, unas horquillas… ¡¡¡Animaros: traigamos un poco de primavera al otoño!!!

 

Proyectos para este otoño-invierno

Entramos en una nueva estación y vamos dejando atrás la playa, el sol, la brisa marina, el chiringuito… Recuperamos rutinas, guardamos los bikinis y sacamos las chaquetas de punto y los pantalones largos. Volvemos al gimnasio y recuperamos las lista de propósitos de enero para dar una nueva oportunidad a los que se nos quedaron entonces en el tintero. Y las crafters, por supuesto, comenzamos a hacer listas y listas de todas las cosas que queremos hacer esta nueva temporada. ¿Quereis conocer mis lista? Aquí va…

  • ¡¡Falda de tul para mí!! Porque he hecho 3 para regalar a personas especiales y quiero la mía propia. Porque, además, esta temporada son tendencia. Porque quiero probar nuevas maneras de teñir el tul. Pero, sobretodo, porque ¡me encanta!
  • Bolero de mohair. Lo empecé hace más de 6 meses, pero, siempre quedaba relegado a favor de otros proyectos. Es un trabajo muy lento porque el mohair es muy fino y el bolero muy largo, pero, me he propuesto acabarlo este año sí o sí! Se tratará de una versión libre de este patrón de iKnitts.com:
  • Bolso de mano. Cómodos, fáciles y muy a la moda. Ya hicimos uno hace tiempo, pero me parece un proyecto tan versátil que quiero hacer un montón… En función de la tela, del tamaño, de los adornos o aplicaciones, de la decoración… Un proyecto fácil del que sacar mil opciones de bolso! Los quiero todos…

bolsosdemano

  • Customizar viejas prendas para darles una nueva vida. Cortar un pantalón ancho para convertirlo en un pantalón culotte (de supermoda!), tunear un abrigo viejo con pasamanerías, alegrar una camiseta básica con parches y pines, …
  • Hacer un chal de flores a ganchillo. Estoy enamorada de éste de Atty’s estoy traduciendo el patrón, ¡ya os contaré!

Ufff… ¡cuántas cosas! Estoy deseando empezar… ¡Ya os iré contando! ¿Qué proyectos nuevos teneis para este otoño? Contadme…

Nueva vida para una camiseta vieja…

¡Ya estamos en septiembre! Vuelta al trabajo, a la rutina… pero aun nos quedan los últimos estertores del verano y hay que aprovecharlos, así que, hoy os traigo un DIY fácil que os permitirá reciclar alguna camiseta vieja de esas que todos tenemos por ahí…

Sólo necesitas la cami y una tijeras para pasar de esto…

camiseta

… ¡a esto!

¿Qué os parece? He cortado las mangas y he hecho tiras en el escote y la parte superior de la espalda. Saqué la idea del inspirador facebook de Ideas y detalles, pero, hay un montón de formas de cortar una camiseta vieja para darle una nueva vida, así que, explorad, probad y usad vuestra imaginación!

¡Feliz miércoles!

Dos camisetas customizadas muy, muy “kukis”…

Hoy os traigo una labor fácil, muy entretenida y muy, muy “kuki”, tanto como sus destinatarias… ¡dos camisetas customizadas para mis dos niñas favoritas!

Se trata de dos camisetas blancas básicas, perfectas para customizarlas con aplicaciones en tela con festón (mira aquí como hacerlo). Además, me compré en Lidl unos rotuladores con volumen y me pareció el momento perfecto para estrenarlos. Para las camis cree un diseño dual: similar, pero personalizado para cada una.

Me puse manos a la obra…

y… ¡¡tachán!!

A mi ahijada María ya la conoceis de algún otro post, así que, hoy os presento a Paula, el bombón de su hermanita… ¿No os parecen las niñas más guapas del mundo?

Customizando una camiseta básica (II)

Hace dos semanas os mostré la customización de una camiseta básica que regalé a mi amiga Elena. Pues bien, me encantó la labor y el resultado, así que, compré otra camiseta igual para hacer una nueva customización, esta vez para mí…

Tenía hace tiempo un par de metros de unos flecos preciosos color beige. Lo primero que hice fue teñir la camiseta con té para conseguir un tono más oscuro, más parecido al color de los flecos. Como ya os comenté con la falda de tul de hace unos meses, teñir es superfácil: sólo tienes que sumergir la prenda durante una hora en un recipiente con una infusión un poco cargada de té, luego aclaras la prenda, la secas y ¡listo! Con la camiseta del color deseado, ya sólo se trata de probar a colocar los flecos como más te guste (en el bajo, en las mangas, en el escote…). Después de algunas pruebas, ésta es mi elección…

nikiflecos1nikiflecos2nikiflecos3nikiflecos4

¿Qué os parece? ¿Alguna idea más de customización?

Customizando una camiseta básica…

Hoy os traigo una nueva customización, esta vez de la mano de mi modelo favorita: mi amiga Elena (ya que la labor fue su regalito de cumple).

Partiendo de una camiseta básica ancha y una puntilla preciosa que compré hace un tiempo en un mercadillo…

materialesCAMIelena2materialesCAMIelena1

… después de un par de horas, unos cuántos cortes y unas costuras, ¡éste es el resultado!

elenaCAMI1elenaCAMI4elenaCAMI2elenaCAMI3elenaCAMI5

¡Guau! ¿No os encanta? Aunque, claro, gran parte del éxito es de la modelo, ¿no creeis?

Como veis, con un poco de imaginación podemos convertir una prenda corriente en algo especial. Cortes, pasamanerías, tintes, aplicaciones, … pero, sin duda, mi debilidad son las puntillas y los encajes… Las que me conocéis ya os habréis dado cuenta porque tengo ya unos cuantos posts utilizando este material! Así que, ya sabéis, ¡a probar!

 

Una tarde de domingo cualquiera…

La gente suele odiar los domingos. El finde se acaba, es la antesala de otra semana de curro y encima al día siguiente hay que madrugar. Yo, sin embargo, los adoro. Para mí, es el día de no quitarse el pijama, ver distraidamente películas de serie B en televisión y pasar la tarde “laboreando” con mi madre… Cada una a su tarea, compartiendo impresiones y dudas, acabando trabajitos, buscando nuevos patrones e ideas…

Para que entendais de que os hablo, adjunto documentos gráficos de nuestro pasado domingo, un domingo cualquiera. Mal tiempo fuera y ebullir “crafter” dentro.

Piezas de un amigurumi que pronto podré presentaros… Telas a la espera de mi segunda labor de patchwork… Pasamanerías étnicas para customizar una chaqueta… La última labor de mi madre… Ovillos de mohair esperando inspiración… El pañuelo de boda que está haciendo a bolillo…

¿Cuál es vuestro momento “crafter” preferido? ¡Contadme!

 

Teñir telas con productos naturales…

 

A veces encontramos una tela que nos encanta pero no tiene el tono adecuado o nos cansamos del tono soseras de una de nuestras camisetas blancas, ¿verdad? Hoy os traigo la solución a estas situaciones: ¡teñir los tejidos! 

Tengo que reconocer que nunca he usado los típicos tintes para ropa que hay en los supermercados, pero, sin embargo, tengo un poco más de experiencia tiñendo tejidos con productos naturales, cotidianos, de los que todas tenemos por casa: té, frutas, especias,… Igual recordais que mi primera experiencia teñidora fue con el tul blanco que compré para la maravillosa falda de 5 capas, y que convertí en un precioso color tostado-beige. Y después de eso, ¡he seguido experimentando!

Os cuento el procedimiento

  • En abundante agua muy caliente (si hierve mejor) añadir vinagre y sal (unas 2-3 cucharadas por cada litro de agua), que será lo que ayude a fijar el color. Añadir también el elemento teñidor (si es sólido, machacado o triturado) y dejar infusionar/reposar un rato.
  • Una vez el agua esté bien teñida, colar el agua para quitarle todas las impurezas y restos y dejar atemperar.
  • En un recipiente amplio, sumergir la prenda a teñir completamente y dejarla allí una o dos horas.
  • Tras esto, aclarar ligeramente, escurrir y poner a secar.

Ahora, algunas apreciaciones-consejos

  • Los tejidos que mejor cogen el color son los naturales: algodón, lino, hilo,… Los tejidos sintéticos tiñen peor. ¡Ah, claro! y el color originario ha de ser blanco o beige.
  • Tener en cuenta que la prenda no se teñirá del color tan oscuro del que veis el agua. Es decir, la prenda adquirirá un tono similar/más claro que el del agua.
  • Para subir la intensidad del color, debeis hacer la infusión más concentrada, es decir, echar al agua más elemento teñidor.

Y, por último, los tintes naturales…

  • Beige/tostado/marrón: lo consigues con té. Haciendo más o menos fuerte la infusión, consigues un tono más claro o más oscuro.
  • Rojo/rosa: un elemento teñidor espectacular es la remolacha (ya sabes, infusiónala o machácala en el agua hasta conseguir el color deseado). También puedes probar con frutos rojos: cerezas, fresas, frambuesas,… Si te parece más limpio, puedes usar bolsitas de infusión de frutos rojos.
  • Verde: el verde más intenso lo dan las espinacas, aunque serviría cualquier verdura o hierba de ese color.
  • Amarillo/naranja: lo mejor, unas hebritas de azafrán. Del amarillo claro, pasando por el intenso hasta llegar al anaranjado… ¡tú elijes!

¿Qué os ha parecido? ¿Dispuestas a experimentar? Yo estoy en mitad del proceso… ¡ya os enseñaré el resultado!

¡¡¡Neceser de patchwork!!!

¡¡¡Ayyyyy, qué emoción!!!!

Ya os conté que me habían regalado unas telas preciosas y que estaba muy ilusionada ante la perspectiva de iniciarme en el mundo del patchwork

Pues bien, tras un par de clases en el taller de patchwork de mis amigas de Tricotoki, ¡éste es el resultado! Mi primera labor…

neceserpatchwork1neceserpatchwork2neceserpatchwork3neceserpatchwork4

¡Me encanta! Es superentretenido, bastante fácil y… ¡engancha! Ya estoy pensando en mi segunda labor… ¡feliz miércoles!