Dos días en Bilbao

Aunque soy cántabra, vivo en Bilbao desde hace años. Me gusta ser buena anfitriona, así que, preparé para los amigos y la familia que ocasionalmente me visitan, un par de paseos por la ciudad para que pudiesen aprovechar el tiempo por su cuenta mientras yo estaba en el trabajo.

Bilbao-Guggenheim2

Bilbao es una ciudad perfecta para descubrir paseando. De tamaño medio, muchas zonas peatonales, contrastes y rincones por descubrir…

Cuando visitas una ciudad con poco tiempo, ordenar el tour turístico es vital para no perderte nada importante. En mi plano, con dos paseos, ves todo lo fundamental de Bilbao, una ciudad moderna, cosmopolita y muy, muy acogedora. ¿Preparados?

Adelante…

Día 1 (ruta roja)

Partiendo de la Plaza Indautxu, en 3 minutos llegamos a la Alhondiga, un antiguo almacén de vinos, completamente reformado en el interior y con el exterior restaurado, que se ha convertido en un espacio multiuso de ocio y cultura. Merece la pena recorrerlo con detalle porque es una maravilla: tienda de cosas bonitas, cafetería, un par de restaurantes, una biblioteca de 3 pisos, gimnasio, piscina, terraza… Después, enfilamos la calle Alameda Rekalde hasta la Plaza Moyua. Seguimos recorriendo Gran Vía, repleta de tiendas, hasta la Plaza Circular y por la calle Navarra, pasamos la ría por el puente del Arenal, que desemboca en la entrada del Casco Viejo. El Casco, también conocido como “las siete calles”, es la parte más antigua de la ciudad, un entramado peatonal de callejuelas repletas de tienditas y bares entorno a la maravillosa Catedral de Santiago. ¡Pierdete en sus calles!

Día 2 (ruta azul)

Saliendo del Casco Viejo (podemos aprovechar para echar un vistazo a la Iglesia de San Nicolás), paralelos a la ría, discurrimos por el Paseo del Arenal, llegamos al Ayuntamiento, y seguimos por el Paseo Campo Volantín. Llegados a este punto, si tenemos tiempo y el día está despejado, merece la pena subir en el Funicular hasta Artxanda, donde nos esperan unas vistas espectaculares de toda la ciudad. El Puente de Zubi Zuri, una controvertida obra del arquitecto Calatrava nos lleva al otro lado de la ría, a la altura de las magníficas Torres Isozaki (así llamadas por el arquitecto japonés que las diseñó). Siguiendo paralelos a la ría en pocos minutos estamos en el Museo Guggenheim y Puppy, su florido perro guardián. El mejor sitio para descansar del paseo: el Parque de Doña Casilda o de los Patos, uno de los pulmones de Bilbao, que merece que dediquemos un rato para descubrir sus secretos. Ya repuestos, enfilamos Gran Vía para acabar nuestro paseo en la Plaza Moyua.

¡Ah! Estos paseos son tan cortos o tan largos como tú quieras. Cada uno puedo durar desde una hora a todo un día, ¡depende de ti!

Las explicaciones no están mal, pero siempre viene mejor un plano, ¿verdad?

paseosBILBAO

¿Alguna duda? ¿Alguna corrección? ¿Algo que se me ha escapado? Contadme…

Y siempre podeis ampliar esta información en la web del Ayuntamiento de Bilbao.

Anuncios

3 comentarios en “Dos días en Bilbao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s